Etiquetado

De conformidad con el CLP, los proveedores deben etiquetar una sustancia o mezcla acondicionada en el envase antes de su comercialización en el caso de:

  • sustancias clasificadas como peligrosas;
  • mezclas que contengan una o más sustancias clasificadas como peligrosas más allá de un cierto valor umbral.

El Reglamento CLP define el contenido de la etiqueta y la presentación de sus diferentes elementos. La etiqueta debe comportar las siguientes informaciones:

  • el nombre, la dirección y el número de teléfono del proveedor;
  • la cantidad nominal de la sustancia o mezcla contenida en los envases a disposición del público en general, salvo que esa cantidad ya esté especificada en otro lugar del envase;
  • los identificadores del producto;
  • cuando proceda, los pictogramas de peligro, palabras de advertencia, indicaciones de peligro, consejos de prudencia e información suplementaria de conformidad con legislación adicional.

Exenciones aplicables a pequeños envases

El Reglamento CLP establece algunas exenciones aplicables a sustancias y mezclas acondicionados en envases de pequeño tamaño (normalmente inferiores a 125 ml) o difíciles de etiquetar por algún otro motivo.  Las exenciones permiten al proveedor omitir elementos en el etiquetado de las indicaciones de peligro y los consejos de prudencia o los pictogramas normalmente impuestos por el Reglamento CLP.

Cierres de seguridad para niños y advertencias táctiles de peligro

Las sustancias o mezclas que se ponen a disposición del público en general deben acondicionarse en envases provistos de un cierre de seguridad para niños o advertencias táctiles de peligro si esas sustancias o mezclas se asocian a ciertos peligros o si el envase contiene metanol o diclorometano.  En la presente Tabla se resumen los diferentes peligros que hacen obligatorio el cumplimiento de este requisito.

Envases exteriores

Por regla general, el etiquetado o marcado de conformidad con la legislación sobre transporte es suficiente cuando el envase exterior de una sustancia peligrosa está sujeto tanto a las normas de transporte como a las disposiciones de CLP. No es necesario que aparezca en el envase exterior el etiquetado CLP.

De la misma forma, cuando un pictograma de peligro exigido por el Reglamento CLP se refiere a un peligro idéntico al de las normas relativas al transporte de productos peligrosos, no es necesario que aparezca el pictograma de peligro impuesto por el CLP en el envase exterior.