Microplásticos

 

Imagen
Los plásticos hacen nuestras vidas más fáciles en muchos aspectos y, a menudo, son más ligeros o económicos que los materiales alternativos. Sin embargo, si no se desechan o reciclan debidamente, pueden terminar en el medio ambiente donde permanecerán durante siglos y se degradarán en partículas cada vez más pequeñas. Estas pequeñas partículas (normalmente de menos de 5 mm) se denominan microplásticos y son motivo de preocupación.
 
Los microplásticos son partículas sólidas de plástico compuestas por mezclas de polímeros y aditivos funcionales. También pueden contener impurezas residuales. Los microplásticos pueden producirse de manera no intencionada cuando grandes piezas de plástico, como neumáticos o textiles sintéticos, se desgastan por su uso. Pero también son fabricados de manera intencionada y añadidos a productos para fines específicos, como las perlas exfoliantes en exfoliantes faciales y corporales.
¿Cuáles son los motivos de preocupación?

Una vez en el medio ambiente, los microplásticos no se biodegradan. Se acumulan en los organismos de los animales, incluidos peces y mariscos, y, en consecuencia, también son consumidos por los seres humanos.

Se han encontrado microplásticos en los ecosistemas de agua dulce, marinos y terrestres, así como en alimentos y agua potable. Su liberación constante en el medio ambiente contribuye a la contaminación permanente de nuestros ecosistemas y cadenas alimentarias. La exposición a los microplásticos en estudios de laboratorio se ha relacionado con una serie de efectos (eco) tóxicos y físicos en los organismos vivos.

Ante la preocupación por el medio ambiente y la salud de la gente, varios estados miembros de la UE ya han promulgado o propuesto prohibiciones nacionales sobre el uso intencionado de microplásticos en productos de consumo. Las prohibiciones atañen principalmente al uso en cosméticos de microperlas que son eliminadas por aclarado tras su uso, en las que los microplásticos son utilizados como agentes abrasivos y suavizantes.

Cada año, unas 42 000 toneladas de microplásticos terminan en el medio ambiente por utilizar productos que los contienen. La mayor fuente de contaminación es el material de relleno granular utilizado en campos de césped artificial, con emisiones de hasta 16 000 toneladas. Además, se estima que son liberadas de manera no intencionada alrededor de 176 000 toneladas de microplásticos (formados cuando grandes piezas de plástico se desgastan) al año en las aguas superficiales europeas. 

En 2016, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) examinó las pruebas disponibles sobre la presencia de microplásticos y nanoplásticos en los alimentos. Los expertos señalaron la necesidad de generar más información sobre sus niveles de presencia en los alimentos y sus posibles efectos en la salud de los seres humanos. Para ello, la EFSA organizará un coloquio científico en 2021 para analizar la situación actual y la investigación en curso en este campo.

 

¿Qué productos contienen microplásticos añadidos de manera intencionada?

Los microplásticos se añaden de manera intencionada a una variedad de productos, incluidos fertilizantes, productos fitosanitarios, cosméticos, detergentes domésticos e industriales, productos de limpieza, pinturas y productos utilizados en la industria del petróleo y del gas. Los microplásticos también se utilizan como material de relleno blando en campos deportivos de césped artificial.

En los productos de consumo, las partículas microplásticas son más conocidas por ser abrasivas (por ejemplo, como agentes exfoliantes y suavizantes en cosméticos conocidos como microperlas), pero también pueden tener otras funciones, como controlar el espesor, el aspecto y la estabilidad de un producto. Incluso se utilizan como brillos o en maquillaje.

En general, se calcula que en la UE/el EEE se utilizan unas 145 000 toneladas de microplásticos cada año.

Propuesta de restricción de la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA)

En 2017, la Comisión Europea solicitó a la ECHA que evaluara las pruebas científicas con el objeto de adoptar medidas legislativas a nivel de la UE acerca de los microplásticos añadidos de manera intencionada a los productos (es decir, sustancias y mezclas). 

En enero de 2019, la ECHA propuso una restricción de amplio alcance sobre el uso de microplásticos en productos comercializados en la UE/el EEE para evitar o reducir su liberación al medio ambiente. Se organizó una consulta sobre la propuesta de restricción de marzo a septiembre de 2019. La ECHA recibió 477 observaciones individuales. Los detalles de la consulta, incluidas las respuestas no confidenciales, están disponibles en el sitio web de la ECHA.

Se estima que la propuesta evitará la liberación de 500 000 toneladas de microplásticos en un plazo de 20 años.

La Comisión está considerando otras opciones para reducir la liberación de microplásticos de manera no intencionada en el medio ambiente acuático como parte de su Estrategia sobre el Plástico y el nuevo Plan de Acción de Economía Circular.

 

Dictámenes de los Comités

El Comité de Evaluación del Riesgo (RAC) de la ECHA adoptó su dictamen en junio de 2020. Apoyó la propuesta a la vez que recomendó criterios más estrictos para derogar los polímeros biodegradables, así como la prohibición del uso de microplásticos como material de relleno en campos de césped artificial después de un periodo de transición de seis años. El RAC también consideró que el límite inferior de tamaño de 100 nanómetros (nm) para la restricción del uso de microplásticos propuesto por la ECHA no es necesario para su cumplimiento y recomendó no establecer un límite inferior de tamaño.

El Comité de Análisis Socioeconómico (SEAC) adoptó su dictamen en diciembre de 2020. Apoyó la propuesta de la ECHA, pero hizo algunas recomendaciones para que la Comisión Europea las tuviera en cuenta en la fase de toma de decisiones.

El SEAC recomendó, entre otras cosas, un límite inferior de tamaño de 1 nm para la restricción de microplásticos. También consideró que un límite inferior de tamaño temporal de 100 nm puede resultar necesario para garantizar que la restricción se cumpla mediante la detección de microplásticos en los productos. 

Para controlar la liberación al medio ambiente de material de relleno proveniente de campos de césped artificial, el SEAC no se decantó por ninguna de las opciones para la gestión del riesgo propuestas por la ECHA. El comité declaró que la decisión final estaría supeditada a las prioridades políticas, en particular en lo que se refiere a la reducción de emisiones. 

Decisión de la Comisión Europea y los Estados Miembros de la UE

Se espera que la Comisión prepare su propuesta tras obtener el informe de la ECHA y la opinión conjunta de los comités correspondientes. La propuesta de la Comisión de modificar la lista de sustancias sujetas a restricciones en virtud del Anexo XVII del Reglamento de Registro, evaluación, autorización y restricción de sustancias químicas (REACH) será sometida a votación por los Estados Miembros de la UE en el comité REACH. Antes de que se apruebe la restricción, será examinada por el Parlamento Europeo y el Consejo.

 

infographic

 

Planned timetable for proposed restriction of intentionally added microplastics

 

Future timings are tentative

  Timing
Intention to prepare restriction dossier 17 January 2018
Call for evidence 1 March - 1 May 2018
Stakeholder workshop 30 - 31 May 2018
Submission of restriction dossier 11 January 2019
Public consultation of the Annex XV dossier  20 March 2019 –
20 September 2019
RAC opinion June 2020 
Draft SEAC opinion June 2020 
Consultation on draft SEAC opinion 1 July - 1 September 2020
Combined final opinion submitted to the Commission February 2021
Draft amendment to the Annex XVII (draft restriction) by Commission Within 3 months of receipt of opinions
Discussions with Member State authorities and vote 2021
Scrutiny by Council and European Parliament Before adoption (3 months)
Restriction adopted (if agreed) 2021 or 2022 (transition periods are proposed for certain applications)