Distribuidor

La ley reconoce la función que el distribuidor desempeña entre fabricantes y clientes a la hora de permitir la comunicación sobre la seguridad química en la cadena de suministro. Su implicación activa resulta necesaria para proteger a las personas y al medio ambiente contra riesgos químicos. 

Se le considera un distribuidor con arreglo a los Reglamentos REACH y CLP si proporciona una sustancia química o mezcla dentro del EEE, la almacena y posteriormente la comercializa para un tercero (también bajo su propia marca sin cambiar su composición química en modo alguno).

Por ejemplo, los minoristas y mayoristas son distribuidores conforme a los Reglamentos REACH y CLP. 

Usted no es distribuidor cuando:

  • compra sustancias químicas fuera del EEE y las comercializa directamente en el EEE. Si lo hace, usted es un importador,
  • compra sustancias químicas dentro del EEE y las mezcla con otras sustancias químicas, las diluye o llena o rellena recipientes, antes de suministrarlas a terceros. Si lo hace, usted es un usuario intermedio.

¿Qué debo hacer?

La comunicación en la cadena de suministro es su principal responsabilidad. 
 
Esta misma responsabilidad se aplica a todos los proveedores de sustancias, mezclas y artículos, fabricantes, importadores, usuarios intermedios y distribuidores.

 

 

Ventas a usuarios industriales o profesionales:

Deberá transmitir la información sobre seguridad relativa a los peligros y riesgos de las sustancias químicas que distribuye:

Agentes posteriores en la cadena de suministro

El principal instrumento para dicha comunicación es la ficha de datos de seguridad, que se puede ampliar para incluir escenarios de exposición para cada uso identificado.

En el caso de una mezcla o sustancia peligrosa:

  • deberá facilitar la ficha de datos de seguridad y asegurarse de que se encuentra disponible en el idioma nacional correspondiente e incluye información requerida por las leyes nacionales, por ejemplo, sobre salud humana o eliminación de residuos,
  • deberá asegurarse de que la mezcla o sustancia peligrosa está etiquetada y envasada correctamente.

Esto significa cumplir con los requisitos del CLP. El 1 de junio de 2015, se introdujeron cambios importantes que incluyen nuevos pictogramas e indicaciones de peligro.

Puede ampliar la información en la Documento de orientación básica sobre el Reglamento CLP.

Tenga en cuenta que el etiquetado y envasado de biocidas y artículos tratados con ellos deberán cumplir tanto con los requisitos del CLP como con otros requisitos específicos.

Artículos que contienen sustancias extremadamente preocupantes

Se trata de sustancias identificadas conforme al Reglamento REACH que presentan efectos graves y a menudo irreversibles para la salud humana y el medio ambiente. Tiene el deber de facilitar a sus clientes información suficiente para permitir un uso seguro de los artículos, incluido, como mínimo, el nombre de la sustancia peligrosa.

Agentes superiores de la cadena de suministro

Sus clientes le deberán proporcionar información para transmitirla a sus proveedores superiores. Esta podría ser:

  • información nueva sobre propiedades peligrosas de las sustancias o mezclas,
  • información que puede hacer que las medidas de gestión de riesgos recibidas en la ficha de datos de seguridad resulten inadecuadas,
  • información suficiente sobre cómo utilizar la sustancia de forma que se pueda tener en cuenta el uso en el expediente de registro para la sustancia.

De este modo, puede ayudar a fabricantes e importadores a entender cómo se utilizan sus sustancias y a registrar algunos o todos los usos que les ha comunicado.

Sus clientes podrán entonces recibir la información sobre seguridad que necesitan utilizar para cumplir los requisitos de los Reglamentos REACH y CLP.

 

Ventas a consumidores:

Asegúrese de que los productos peligrosos están etiquetados y envasados correctamente

Cuando un producto (una sustancia química o mezcla) se identifique como peligrosa, se deberá etiquetar y envasar conforme a los requisitos del Reglamento CLP.

Esto es responsabilidad de los fabricantes, formuladores e importadores y distribuidores. Si vuelve a etiquetar o envasar dichos productos para incluir su propia marca, deberá asumir la misma responsabilidad.

Como proveedor de productos peligrosos, deberá asegurarse de que están etiquetados y envasados correctamente. La etiqueta deberá contener:

  • la información sobre peligros en el idioma o idiomas nacionales,
  • los datos de contacto del proveedor en la UE,
  • los nuevos pictogramas sobre peligros, palabras de advertencia, indicaciones de peligro y precaución obligatorias conforme al Reglamento CLP.

Hasta el 1 de junio de 2017, puede vender mezclas etiquetadas de la forma antigua si aporta pruebas de que han estado en la cadena de suministro con anterioridad al plazo legal de cambio del 1 de junio de 2015.

Tenga en cuenta que existen requisitos de etiquetado y envasado adicionales para los artículos tratados definidos en el Reglamento sobre biocidas.

Responda a las solicitudes de los consumidores

Conforme al Reglamento REACH y al Reglamento sobre biocidas, los consumidores tienen derecho a preguntar si los artículos que vende contienen sustancias extremadamente preocupantes que superen determinados niveles de concentración. Esto se aplica asimismo a los artículos tratados con biocidas.

Deberá responder a su solicitud de manera gratuita y en un plazo de 45 días. Se le exige que proporcione información suficiente y consejos sobre cómo utilizar el artículo de manera segura o información sobre el tratamiento con biocidas del artículo tratado. Póngase en contacto con su proveedor si necesita información adicional.

Los consumidores tienen «derecho a preguntar» sobre, por ejemplo, prendas de vestir, mobiliario, utensilios domésticos, equipamiento deportivo u otros artículos de uso diario.

 

Conozca las sustancias químicas que almacena y suministra

Antes de que comercialice una sustancia, mezcla o artículo, deberá asegurarse de que se encuentra legalmente en el mercado del EEE. Compruebe si cumple las condiciones descritas en el apartado «Fabricante» o «Importador» y póngase en contacto con su proveedor.

 

Taking a business perspective

You act as a bridge between suppliers and their customers and are essential for passing information throughout the supply chain. You have information about the hazards of substances in your portfolio, which you can turn into a business advantage by selecting safer products and raising your brand reputation.

Consumers have the right to ask about dangerous substances in articles. The right to ask gives information to consumers on the safe use of chemicals and motivates them and manufacturers to make safer choices.

You play an important role in this.

Categories Display