Instituciones y organismos de la UE

La ECHA, como agencia de la UE, se rige por el derecho público comunitario, aunque opera con independencia de las instituciones de la UE (Consejo, Parlamento, Comisión, etc.) y tiene personalidad jurídica propia. No obstante, la Comisión es un socio institucional crucial para la ECHA y una ayuda en la ejecución de su mandato.

Como «guardiana de los tratados», la Comisión es responsable de la correcta aplicación del derecho comunitario y, por tanto, también de los Reglamentos constitutivos de la ECHA, y realiza una función de supervisión de la gestión de los recursos públicos de la Agencia, por ejemplo desempeñando la función de auditor interno de la Agencia. La Comisión designa también a tres miembros con derecho a voto en el Consejo de Administración de la Agencia y propone otros tres miembros sin derecho a voto en representación de las partes interesadas.

La función de la Comisión

La Comisión es responsable de actualizar y completar los Reglamentos de la UE que definen el mandato de la ECHA (REACH/CLP/Biocidas/PIC) y realiza tareas relacionadas directamente con algunos de sus procesos, como la toma de decisiones relativas a la restricción de determinadas sustancias químicas peligrosas, o la identificación de las sustancias que deben estar sujetas a autorización. Asimismo, decide sobre la concesión de autorizaciones con arreglo al Reglamento REACH y al Reglamento sobre biocidas.

Además, la Comisión puede pedir a la ECHA que prepare propuestas para la restricción de sustancias químicas, o propuestas para su identificación como sustancias extremadamente preocupantes, y tiene también poder de decisión respecto a la identificación de sustancias extremadamente preocupantes y la evaluación de expedientes de registro y de sustancias, si el Comité de los Estados miembros de la ECHA no consigue alcanzar un acuerdo por unanimidad.

En paralelo a estas tareas, la Comisión prepara a su vez la legislación de aplicación necesaria para poner en práctica las disposiciones, por ejemplo:

  • un reglamento sobre tasas que establezca las tasas que deben pagar las empresas por actividades relacionadas con REACH y con los biocidas; p. ej., solicitudes de registro o autorización;
  • dos reglamentos sobre los procedimientos de la Sala de Recurso de la ECHA; y
  • un reglamento sobre métodos de ensayo.

En términos más generales, la Comisión está encargada de elaborar y negociar propuestas sobre la política de la UE en materia de gestión de riesgos y peligros derivados de las sustancias químicas y puede pedir a la Agencia asesoramiento científico, incluido el apoyo a las actividades internacionales de la UE en este sentido.

En sus cometidos relacionados con la aplicación de disposiciones, la Comisión es asistida por un Comité compuesto por representantes de los Estados miembros.

Las Direcciones Generales (DG) de la Comisión Europea y la ECHA

La ECHA mantiene contactos con varias DG de la Comisión, pero especialmente con la DG Empresa e Industria (ENTR) y la DG Medio Ambiente (ENV), que son corresponsables de los Reglamentos REACH y CLP.

La DG ENTR es la principal DG para la Agencia en asuntos institucionales, así como en asuntos administrativos, incluidas cuestiones presupuestarias y de dotación de personal frente a otros servicios de la Comisión, y es también responsable de algunos instrumentos legales de la UE que enlazan con las políticas relacionadas con las sustancias químicas (p. ej., sobre fertilizantes, detergentes o explosivos).

La DG ENV es la responsable de los Reglamentos sobre biocidas y PIC (consentimiento informado previo) y despliega la actividad comunitaria relativa a la política internacional en materia de productos químicos (p.ej. OCDE, Convenios de Estocolmo y Rotterdam, SAICM). 

La ECHA mantiene una estrecha relación de cooperación con el Centro Común de Investigación (CCI) de la Comisión en cuestiones como la evaluación del riesgo de los nanomateriales, el Programa de revisión sobre la evaluación del riesgo de los biocidas; y las actividades relacionadas con el desarrollo y la validación de alternativas a los métodos de ensayo con animales.

Las numerosas interacciones entre la ECHA y la Comisión permiten un contacto diario a todos los niveles jerárquicos y en diferentes contextos, ya sea a un nivel de trabajo informal, como parte de actividades reguladoras formales, o en el ámbito administrativo.

El Parlamento Europeo y la ECHA

En su calidad de órgano legislativo de la UE, el Parlamento Europeo es responsable de decidir sobre el contenido y la adopción final de la legislación que regula y determina el trabajo de la ECHA (una actividad conjunta con el Consejo, por medio de un proceso conocido como procedimiento legislativo ordinario.)

El Parlamento Europeo forma también parte de la autoridad presupuestaria de la UE, y como tal decide el proyecto de presupuesto de la Agencia (en la medida en que no es cubierto por los ingresos por tasas) y es el responsable último de aprobar la gestión del presupuesto de la Agencia durante un ejercicio determinado (tras la auditoría y presentación de sus cuentas anuales). Las cuestiones relacionadas con el presupuesto de la Agencia pueden ser tratadas por la Comisión de Presupuestos (BUDG) y la Comisión de Control Presupuestario (CONT) del Parlamento Europeo.

Todas las cuestiones relativas al contenido de las actividades de la ECHA son tratadas, en el Parlamento Europeo, por la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria (ENVI), con la que el Director Ejecutivo de la Agencia mantiene un intercambio anual de impresiones en otoño. La ECHA puede ser invitada también a asistir a otras reuniones de la Comisión si procede para las deliberaciones de ésta.

El Parlamento Europeo designa a dos miembros independientes del Consejo de Administración de la ECHA. Además, la Comisión ENVI puede designar a un funcionario como punto de contacto informal para mantener contactos periódicos con la Agencia. La Agencia mantiene a su vez contactos ad hoc individuales con diputados al Parlamento Europeo para tratar asuntos específicos relacionados con su trabajo.

El Consejo de la Unión Europea y la ECHA

En su calidad de órgano legislativo de la UE, el Consejo de la Unión Europea es responsable de decidir sobre el contenido y la adopción final de la legislación que regula y determina el trabajo de la ECHA (conjuntamente con el Parlamento, por medio de un proceso conocido como procedimiento legislativo ordinario.)

El Consejo forma también parte de la autoridad presupuestaria de la UE, y como tal decide el proyecto de presupuesto de la Agencia (en la medida en que no es cubierto por los ingresos por tasas) y hace una recomendación al Parlamento Europeo con respecto a la aprobación de la gestión del presupuesto de la Agencia durante un cierto año (tras la auditoría y presentación de sus cuentas anuales)

El Consejo es asimismo responsable del nombramiento de los miembros del Consejo de Administración de la ECHA designados por cada  Estado miembro, así como de los miembros de los Comités de Estados miembros y de Productos biocidas.

Otras agencias descentralizadas de la UE

La ECHA coopera periódicamente con otras agencias descentralizadas de la UE en cuestiones de mutuo interés, cuando esa cooperación es importante para sus respectivos mandatos. Asimismo, ha firmado memorandos de acuerdo con algunas agencias para mejorar dicha cooperación, sobre todo por medio de iniciativas orientadas a promover el intercambio de información, mejorar el entendimiento mutuo y reforzar la cooperación, así como, en su caso, por medio de proyectos conjuntos.

Hasta la fecha, se han firmado memorandos de acuerdo con la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA).

La ECHA colabora con otras agencias por medio de su participación en las Redes de directores de agencias europeas y de sus departamentos administrativos. Estos foros interinstitucionales trabajan para promover la cooperación, la coordinación y el intercambio de conocimientos y buenas prácticas sobre cuestiones de interés común para la administración y gestión de las agencias. La ECHA coordinará el trabajo de las redes hasta marzo de 2012 y seguirá formando parte, hasta marzo de 2013, de la llamada Troika de agencias cuyo cometido es contribuir a la coordinación de las redes y asegurar la continuidad de las condiciones de coordinación durante un año.