Cómo identificar correctamente una sustancia en cuatro etapas

La ECHA ha desarrollado una estrategia de cuatro etapas para identificar correctamente una sustancia. El seguimiento de estas etapas y de nuestros consejos le ayudará a identificar correctamente su sustancia.

 

1. Analice su sustancia
  1. Lo primero que debe hacer es decidir si dispone o no de los datos analíticos necesarios para identificar su sustancia con arreglo a REACH. Si no es usted el fabricante, puede solicitar dicha información a su proveedor. Si dispone de los datos analíticos necesarios, vaya a la etapa 1d; en caso contrario, vaya a la etapa 1b.
  2. Seleccione una muestra representativa de su sustancia o varias muestras de diferentes lotes o diferentes fechas de producción. Si es usted un importador de mezclas, es posible que deba pedir a su proveedor que le proporcione muestras de las sustancias utilizadas en la mezcla.
  3. Definir una estrategia analítica correcta desde el principio le ahorrará tiempo y dinero. En este punto, deberá considerar si su empresa posee las capacidades funcionales y conocimientos necesarios. En caso contrario, deberá buscar un proveedor de servicios o un laboratorio que esté familiarizado con la realización de análisis en el marco de REACH, teniendo en cuenta que no es necesario que el análisis para la identificación de sustancias se lleve a cabo conforme a las Buenas Prácticas de Laboratorio (BPL).
  4. Con independencia de la vía elegida, el resultado deberá ser el mismo: un conjunto de estudios/datos analíticos que identifiquen su sustancia a la perfección. Los espectros, cromatogramas y otra información analítica deberán ser de buena calidad y estar perfectamente interpretados.
  5. Si surgen dificultades en la interpretación o problemas técnicos para llevar a cabo los análisis, prepare una justificación científica sólida y aplique técnicas alternativas. De nuevo, el consejo de un experto puede ser de utilidad.
  6. El texto legal especifica que la espectroscopia ultravioleta (UV), infrarroja (IR) y por resonancia magnética nuclear (RNM) o la espectrometría de masas (EM) deben llevarse a cabo de forma paralela a la cromatografía líquida de alta resolución (HPLC) o a la cromatografía de gases (GC). En el caso de sustancias inorgánicas, la espectrometría de difracción de rayos X (DRX) y la espectroscopia de absorción atómica (EAA) pueden ser alternativas necesarias. Estas técnicas requieren un conocimiento especializado para su realización y para la interpretación de los resultados.

 

2. Detalle la composición de su sustancia
  1. Los análisis deberán proporcionarle en este punto una imagen completa de la composición de su sustancia.
  2. El análisis de una única muestra no tiene en cuenta las variaciones basadas en la fuente (p. ej. reactivos) ni en el proceso de fabricación. Dichas variaciones quedan cubiertas mediante el uso de intervalos de concentración, que pueden formar parte del Certificado de Análisis (CdA) o de la especificación de control de calidad.
  3. Para una sustancia bien definida típica, deberá disponer de una composición que se asemeje a lo siguiente: 

     

    Nombre Concentración típica % Intervalo de concentración %
    Constituyente A 90 85 – 96 
    Constituyente (impureza) B 6 4 – 7
    Constituyente (impureza) C 2 0 – 3
    Constituyente (impureza) D 2 0 – 3

 

3. Dé un nombre a la sustancia
  1. Basándose en la composición, deberá proponer una identificación global: un nombre para la sustancia.
  2. Existen diferentes reglas dependiendo de la complejidad de su sustancia, que pueden encontrarse en el «Documento de orientación para la identificación y la denominación de las sustancias en REACH y CLP». Si tiene alguna duda, puede consultar a un experto para que le ayude a nombrar su sustancia.

 

4. Asigne un identificador numérico
  1. Realice una búsqueda en el sitio web de la ECHA usando la herramienta «Búsqueda de productos químicos» de la página «Información sobre sustancias químicas» para averiguar si ya existe un número CE o de lista para su sustancia.
  2. Es habitual, aunque no necesario, vincular el nombre de la sustancia química a un número de inventario, como el número EINECS o CAS. Con frecuencia, este número aparecerá en la ficha de datos de seguridad (SDS) o en el CdA. Si lo desea, puede obtener la ayuda de un experto para identificar si ya existe un número de inventario para su sustancia.

Una vez obtenida esta información, deberá trasladarla a un formato electrónico de un expediente IUCLID.

Categories Display

Etiquetado como:

(haga click en la etiqueta para buscar contexto pertinente)