Independencia

La independencia y la transparencia del proceso decisorio son vitales para la Agencia. El trabajo y las decisiones de la ECHA son cruciales para la protección de la salud de las personas y del medio ambiente y también pueden tener importantes repercusiones para distintas empresas. En este proceso es fundamental que la ECHA actúe de forma transparente e independiente y adopte decisiones imparciales y con fundamentos científicos.

La independencia se garantiza con declaraciones de intereses transparentes y adoptando medidas que velen por que dichos intereses no puedan afectar al proceso decisorio de la Agencia. En la práctica, esto implica alcanzar un delicado equilibrio entre la necesidad de contar con personas que posean la experiencia y los conocimientos necesarios y, al mismo tiempo, evitar rigurosamente que se produzcan posibles conflictos de intereses. De acuerdo con la política de la ECHA, podría producirse un conflicto de intereses si la imparcialidad y objetividad de una decisión queda comprometida (o podría parecer que queda comprometida) por los intereses de una persona que trabaje o colabore con la Agencia.

Por este motivo, todos los trabajadores y colaboradores de la ECHA presentan una declaración anual de intereses (que deben actualizar si cambia su situación). De este modo, toda persona que tenga un interés declarado en un determinado asunto se abstendrá de participar en decisiones o dictámenes que afecten a dicho asunto.

En la Agencia existe además un Comité asesor en materia de conflictos de intereses que ayuda al Director Ejecutivo de la Agencia a velar por la independencia del proceso decisorio.

Para más información, consulte la Política de gestión de conflictos de intereses de la ECHA.

 

Categories Display

Etiquetado como:

(haga click en la etiqueta para buscar contexto pertinente)