Red de comunicación de riesgos

La Red de comunicación de riesgos (RCN en sus siglas en inglés) fue puesta en funcionamiento por el Director Ejecutivo de la ECHA en otoño de 2008 y reúne a representantes de las autoridades de los Estados miembros encargadas de informar al público en general, a escala nacional, sobre el uso seguro de las sustancias y mezclas químicas y los riesgos que estas implican.

La Agencia utiliza la red como plataforma para facilitar orientación en este ámbito, con vistas a coordinar a los Estados miembros en la realización de las correspondientes actividades, a fin de dar cumplimiento a su mandato cuyo fundamento jurídico está contemplado en el Reglamento REACH. En comparación con las dos otras redes de la Agencia, en particular, HelpNet, la RCN se autodefine como «semiactiva», y diseña sus actividades teniendo en cuenta los limitados recursos que las autoridades nacionales pueden dedicar a este ámbito más allá de sus actuaciones nacionales.

La red ofrece una plataforma instrumental para el intercambio de experiencias y buenas prácticas en este ámbito concreto de la comunicación, informa a los representantes nacionales sobre las investigaciones pertinentes realizadas en el ámbito académico y las prácticas operativas en esta materia, y lleva a cabo un trabajo de sensibilización sobre los diferentes requisitos necesarios para facilitar dicha comunicación, como la necesidad de que las autoridades públicas se ganen la confianza de sus sociedades empezando por una comunicación rutinaria de sus actividades cotidianas.

Una vez definidas sus funciones con mayor detalle tras su creación, la RCN se convirtió en un importante foro de consulta para la elaboración del documento de la ECHA «Orientaciones sobre la comunicación de la información relativa a los riesgos y al uso seguro de las sustancias y mezclas químicas», así como durante la preparación de la Agencia para la publicación de su estudio sobre la comunicación de la información relativa al uso seguro de sustancias y mezclas químicas al público en general, un informe que deberá presentarse a la Comisión Europea, en los términos del Reglamento CLP, art 34, apdo 1.

En línea con su objetivo de facilitar la plataforma para definir pasos prácticos en materia de comunicación de los riesgos, sin buscar la armonización más allá de la coordinación y la orientación específica previstas por las disposiciones de REACH, la Red de comunicación de riesgos convoca ocasionalmente a sus miembros a reuniones plenarias y organiza talleres a fin de ampliar progresivamente su programa, no solo como plataforma para el intercambio de experiencias y la exposición de presentaciones, sino también para facilitar eventos de formación en la materia y otras actividades de índole práctica.