Plan de acción móvil comunitario

El plan de acción móvil comunitario (CoRAP) especifica las sustancias que se evaluarán durante un período de tres años. A partir del primer año, el plan se actualizará para incluir nuevas sustancias para los años restantes, así como cualquier cambio que afecte a las sustancias ya incluidas en el segundo y tercer año del plan original.

Las sustancias sujetas a evaluación inmediata figuran en el primer año del plan. No obstante, un Estado miembro puede notificar en cualquier momento que dispone de información suficiente para dar prioridad a la evaluación de una sustancia, aunque no esté incluida en la lista del CoRAP. En esos casos se podrá modificar el CoRAP para incluir a dicha sustancia antes de la siguiente actualización anual.

Criterios de selección

La ECHA y los Estados miembros establecen criterios basados en los riesgos para seleccionar a las sustancias que figurarán en el CoRAP.

Los criterios de selección incluyen información sobre peligros, información sobre exposición y tonelaje de sustancias, incluido el tonelaje agregado de la misma sustancia a partir de registros múltiples. Los criterios relacionados con los peligros y la exposición no se utilizan de forma independiente, sino en combinación para adoptar un enfoque basado en los riesgos. Por ejemplo, una sustancia peligrosa con la exposición controlada puede recibir una prioridad menor que una sustancia menos peligrosa pero con una mayor exposición.

Los Estados miembros contribuyen a la formulación del CoRAP con propuestas de inclusión de sustancias. Pueden utilizar los mismos criterios basados en los riesgos que los establecidos por la ECHA o en algunos casos indicar otros motivos de preocupación basados en los riesgos y fundamentados en las prioridades nacionales.

Los criterios serán revisados periódicamente sobre la base de experiencia adquirida y los cambios en las prioridades.

No todas sustancias que cumplan los criterios serán incluidas en la lista del CoRAP para fines de evaluación. Los Estados miembros y la ECHA tienen que considerar si una solicitud de información adicional al final del proceso de evaluación ayudará a aclarar las dudas iniciales sobre una sustancia. Los intereses y las capacidades de los Estados miembros pueden influir igualmente en la inclusión de una sustancia en la lista del CoRAP.

Aprobación del CoRAP

Tras establecer los criterios basados en los riesgos, la ECHA y los Estados miembros identifican algunas sustancias que podrían incluirse en el CoRAP. Los Estados miembros expresan su interés en evaluar una determinada sustancia para que la ECHA pueda elaborar un proyecto de CoRAP con los nombres de las sustancias y los años propuestos para su evaluación.

El CoRAP final es adoptado previa consulta entre los Estados miembros y una vez conocido el dictamen del Comité de los Estados miembros de la ECHA. Una vez publicado el proyecto de CoRAP, se pueden añadir o eliminar sustancias antes de que la ECHA adopte el CoRAP definitivo. El CoRAP definitivo refleja las dudas iniciales sobre las sustancias y designa a los Estados miembros que llevarán a cabo la evaluación.

 

La ECHA ha aprobado en 2012 el primer CoRAP, para los años 2012-2014. Cada año, la Agencia presentará a los Estados miembros un borrador para actualizarlo.