Reglamento sobre productos biocidas

El Reglamento de productos biocidas (RPB, Reglamento (UE) nº 528/2012) regula la comercialización y el uso de los productos biocidas, que se utilizan para proteger a los seres humanos, animales, materiales o productos contra organismos nocivos, como plagas o bacterias, gracias a la acción de las sustancias activas que contienen dichos productos biocidas.

Procesos

 

Image

Tras la aprobación de una sustancia activa, las empresas que deseen comercializar productos biocidas en un Estado miembro deben solicitar la autorización del producto.
 

 

Image

Las empresas puedan solicitar a la ECHA que establezca la equivalencia técnica de su sustancia activa.

Image

Los fabricantes e importadores no implicados en el programa de revisión de la legislación anterior deberán presentar determinadas informaciones a la ECHA
 

 

Image

Un aspecto fundamental y novedoso del Reglamento sobre productos biocidas es la obligación general de poner en común la información sobre sustancias activas y productos aprobados y autorizados en la UE.
 

Orientación y herramientas informáticas

Los nanomateriales y el Reglamento sobre productos biocidas

Las disposiciones para los nanomateriales son aplicables a los productos y sustancias que cumplen los criterios definidos en el Reglamento sobre productos biocidas. Estas definiciones se basan en la recomendación de la Comisión sobre la definición de los nanomateriales.
 
 

Artículos tratados

 
El Reglamento sobre biocidas establece las normas para el uso de artículos tratados o que incorporan deliberadamente uno o más productos biocidas.
 

Investigación y desarrollo

Cualesquiera pruebas y experimentos realizados para fines de investigación y desarrollo utilizando productos biocidas no autorizados y sus principios activos (no homologados) deberán ser registrados y pueden precisar notificaciones si es posible una descarga al medio ambiente.